sábado, 8 de marzo de 2014

¡Discriminación!

Hoy es el día de la mujer. ¡Felicidades! Pero... pensando aquí, ¿no deberíamos honrarlas, cuidarlas, amarlas y protegerlas debidamente todos los días del año? Es así como tenemos día internacional del niño y muchos otros días más. Existe el día de las familias. ¿Sabías eso? También está el día global de los padres, otro para las viudas, igualmente para los refugiados, y hay uno incluso para la mujer rural.
Lo más importante no es lo que se haga el día señalado con ellos, sino lo que hacemos diariamente a ellos.
Yo preferiría una sociedad que todos los días tome en cuenta la dignidad de todos los seres humanos, sin importar sexo, edad, posición ni educación, simplemente por estar hechos a la imagen de Dios.
¿Sabías también que hay un día internacional contra la corrupción? ¡Cuánto necesitamos que se respete aunque sea ese día!
También hay días en los que se celebra el pecado. El día del orgullo gay es uno de ellos. Es como tener un día del orgullo de los chismosos, o el de los abusadores. ¿Se imaginan un día del orgullo de los orgullosos? El punto es que celebramos hasta lo que no debemos celebrar.
Lo que no pude encontrar en la lista de días internacionales fue el día de los hombres. ¡Discriminación!